Perú puede ser uno de los primeros países en alcanzar el 2° Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS2) de las Naciones Unidas, es decir acabar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y promover la agricultura sostenible. Perú es un referente internacional porque logró reducir en 50% la desnutrición crónica infantil en los últimos 10 años. Por otro lado, la gastronomía es un elemento primordial en la cultura peruana y puede promover una alimentación saludable. Además, la megadiversidad es una aliada clave en la lucha contra la malnutrición porque facilita una adecuada alimentación y el desarrollo sostenible. Finalmente, el Gobierno y la sociedad en su conjunto han demostrado que es una prioridad lograr el ODS2, que permitirá seguir impulsando el desarrollo.